Los nuevos platos de La Ventana.

5 buenas razones para comer en La Ventana

Por: Honoria Montes

El chef  Nicolás Piatti sacó todo su arsenal para la renovación de la carta del restaurante La Ventana, del Hotel Bogotá Hilton, en la que los conceptos de reinvención, ingrediente fresco y producto local están presentes en muchos de los nuevos platos.

Nicolás es un argentino nacido en Córdoba con un profundo gusto por la cocina heredado de sus padres italianos. De hecho, su práctica profesional la inició en Los  Alpes Italianos antes de vincularse a la cadena Hilton e irse a Centroamérica. Junto con la cocina, la agronomía y la fotografía ocupan un lugar importante en su vida y lo menciono precisamente porque en sus preparaciones están reflejados los tres (el styling de estas fotos es creación suya).

Después de probar prácticamente todos los nuevos platos del menú les ofrezco cinco razones para reservar una mesa en este restaurante que, además, tiene un muy buen servicio a la mesa.

AQUÍ ESTÁN LAS CINCO

1. Cada creación tiene algo de Colombia: la recreación de algunas de sus preparaciones típicas, de sus paisajes o el reflejo de sus costumbres, como la entrada Camembert, su versión del bistec a caballo, la reinterpretación del merengón o su postre La Pasión.

img_2432ab-copia
La entrada Camembert está compuesta por un queso de cabra con 22 días de maduración, acompañado de uchuvas, miel orgánica y almojábana de cilantro. FOTOS: MARTÍN GARCÍA.

2. Usa producto local para sus recetas. Desde hace poco más de dos años el anterior chef Germán Gelfhi inició un proceso para trabajar con productores locales y de municipios cercanos a Bogotá, proyecto que el chef Nicolás ha llevado mucho más lejos gracias a su experiencia previa en estos temas.

Hoy importa semillas, hace pruebas con los cultivadores y campesinos y ofrece en el restaurante hongos como shitakes, orellanas café y rosadas y enokis provenientes de una granja en Bogotá, así como las minilechugas y una exclusiva variedad de tomates; tubérculos cultivados en Facatativá y leche y queso de cabra elaborados por un productor de la Sabana son algunos de sus productos exclusivos.

img_2492a-copia
El postre La Pasión combina delicadas texturas y sabores tropicales. Su decoración está inspirada en lo urbano.

3.Uno pensaría que donde hay un cocinero argentino también hay buenas pastas. En el caso de La Ventana es así. El restaurante ofrece pastas frescas y rellenas elaboradas en su cocina, pues Piatti ha transmitido a su equipo los secretos de su elaboración y cocción, la carta permite hacer hasta 60 combinaciones distintas.

img_2469a-copia
Salteado tibio de hongos orellanas rosas, portobellos y shitake aromatizados al romero, con polenta de almojábanas.

4. Encontrará cortes de carnes exclusivos que difícilmente verá en otro menú de la ciudad. Uno de ellos es el Tomahawk, una pieza de carne de Angus negro certificada, de 750 gramos (para dos personas), con 20 días de maduración.

El bife angosto y el T-bone de este mismo tipo de carne también son otras opciones interesantes de la parrilla de La Ventana.

img_2499a-copia-1
Corte de T-Bone de Angus negro certificado de 500 gramos, acompañado con zanahorias de la herencia y chimichurri.

5. El menú incluye distintas opciones vegetarianas como la ensalada de quinua roja orgánica con tomates al coñac, pétalos de cebolla, pomelo y aderezo de hierba cimarrón; la de tres tomates  (cherry brandy amarillo, zebra verde y uvalina) con queso mozzarella y aceitunas kalamatas, el salteado tibio de hongos silvestres, sus pastas y el risotto al gusto, que permite al comensal elegir los ingredientes de su plato.

Carrera 7 N°. 72 – 41. Teléfono: (1) 600 6030, Bogotá (Colombia). Entradas desde: $28.000. Plato Fuerte desde: $35.000. Postres desde: $21.000. Corte Angus negro Tomahawk para dos personas: $139.900.

*Los precios son una guía. Pueden variar en cualquier momento.