Yanuba o como llegar a los 70 años y seguir lleno

Por Honoria Montes

¿Cómo se mantiene un restaurante durante 70 años? “Con sentido común”, responde de inmediato Fernando Sáenz, gerente general desde hace cuatro años de Yanuba y gestor del cambio que lo mantiene como el lugar de las grandes historias de amor y amistad de tres generaciones de bogotanos, y como un exitoso negocio en el competido mercado capitalino.

IMG_4493a
El pie de limón, uno de los postres clásicos del restaurante. Fotos postres y galletas: Martín García. Producción y styling: Honoria Montes.

Del Yanuba original quedan las recetas, las técnicas de elaboración, sus platos y postres famosos y los recuerdos de las miles de familias que han pasado por sus mesas en estas siete décadas. Sus espacios están renovados, los clásicos manteles de sus mesas y su vajilla metálica desaparecieron para ser reemplazados por una decoración y un menaje modernos, en sus tres locales.

La vieja nevera que señalaba la sección de postres en su sede de la calle 122 es ahora un área completa anexa al restaurante  con un diseño en tonos pasteles, donde se ofrecen sus clásicos como la milhojas de arequipe o guayaba y el pie de limón, así como la nueva carta de postres desarrollada por el chef pastelero francés Lucas Siwinski (que además es un chocolatero espectacular) y la selección de panes diseñadas por el panadero alemán traído por varios meses al restaurante para entrenar al personal en el tema.

empaquefinal3
Los nuevos empaques, lanzados para celebrar sus 70 años destacan la imagen del restaurante.

Hasta los empaques se reinventaron y precisamente para celebrar su cumpleaños número 70, el restaurante lanzó tres nuevos diseños en cajas metálicas con la imagen de la princesa de la cultura indígena Quimbaya que da el nombre al restaurante. Cada uno de ellos lleva escrito en el interior de la tapa una de las tres partes de la historia de amor de Yanuba y en ellos se empacan ocho de sus productos de pastelería y repostería.

Para Fernando Sáenz, además de la reingeniería aplicada en estos últimos dos años y su certificación en la norma de calidad ISO 9001, el éxito radica en el vínculo muy fuerte del negocio con sus clientes.

causafinal
La carta tiene platos de las gastronomías europea, americana, Latinoamericana y colombiana. Foto: Archivo particular.

“Además todos nuestros productos van ‘de la olla al plato’, como preparados en casa, no tienen preservativos ni conservantes, no hay platos congelados. Aquí no hay ni siquiera un microondas.  El plato siempre sabe igual”, explica orgulloso Sáenz, y aclara que todo es a la minuta, tanto las preparaciones del restaurante como las de la pastelería donde aún se trabajan recetas de hace 70 años con ingredientes como mantequilla y crema de leche de verdad, verdad.

No exagera. No hay un momento del día en que sus locales estén vacíos y han logrado su objetivo principal con la modernización: reunir en un mismo espacio desde los adultos mayores que por décadas han sido clientes fieles, hasta los nietos de esos primeros clientes que hoy llegan allí con sus amigos.

chocolatefinal2
Uno de los nuevos postres de chocolate que hace furor en Yanuba.

Aquí el día inicia bien temprano con sus desayunos que van desde los clásicos europeos y americanos, hasta los más tradicionales de la cocina colombiana. Es un sitio perfecto también para disfrutar de unas onces (merienda) clásicas con exclusivos tés y minisandwiches o saborear un tamal con chocolate.

Lo mismo pasa a la hora del almuerzo, cuentan con una selecta carta de platos del mundo y típicos del país. Cuando les pregunten ¿dónde puedo probar comida colombiana? No duden en responder que en Yanuba. Son famosos preparaciones como la lengua en salsa, la sobrebarriga a la plancha, el mondongo andino, el ajiaco santafereño, los fríjoles antioqueños y el encocado de camarones del Pacífico entre otros.

De los postres y panes mejor ni les hablo. Aquí encontré mi paraíso particular y recomiendo a ojo cerrado su pie de limón, su flan de leche, su selección de galletas y cualquiera de sus tortas y ponqués.

sitiofinal
La decoración y el menaje se modernizaron, sin perder su toque vintage. Foto: Archivo particular.

El amor (aunque suene un poco cursi), fue la razón de su creación en 1947 cuando un ciudadano danés llegó a Nueva York en busca de nuevas oportunidades después de la Segunda Guerra Mundial y se encontró allí con una bogotana que lo enamoró y lo convenció de venir a Colombia. Juntos abrieron el salón de té danés que con el tiempo derivó en un restaurante de cocina colombiana y europea y en pastelería. Y, probablemente, sea el amor el que lo mantiene vivo y activo. El amor por hacer las cosas bien y mantener las tradiciones de sus fundadores.

Calle 122 N°. 17ª – 17, teléfono: (1) 612 4311, Santa Bárbara. / Carrera 7 N°. 17 – 01, int.11, edificio Colseguros, teléfono: (1) 282 0612. / Avenida 19 N°. 151 – 45. Tel: (1)274 8597. Menú, domicilios y precios, consultar en su página: http://www.yanuba.com

Sigue nuestro blog también en la fanpage de Facebook : SomoSibaritas