Archivo de la etiqueta: donde comer en Bogotá

Planes con sabor a whisky

Por: Honoria Montes. Fotos: Archivo particular

En materia de vinos y licores todo está cambiando. Hoy ya no se habla tanto de formas de consumo exclusivas e inamovibles, o de que sean buenos o malos (en la relación calidad-precio), sino de bebidas para cada ocasión.

De esta manera, fabricantes y comercializadoras han logrado acercar a los consumidores a nuevas experiencias con creaciones que antes se veían exclusivísimas y lejanas. Se nota mucho en el caso de los vinos y de un tiempo para acá, en el whisky.

Prueba de ello son los planes en Bogotá, temporales y permanentes, que reúnen buena mesa y ediciones exclusivas de este licor. En otros casos, la experimentación de los bartenders está dando lugar a una nueva generación de cocteles y divertidas actividades con esta bebida.

Blue Dinners con Harry Sasson

El chef Harry Sasson, uno de los embajadores de Blue Label en Bogotá, crea a lo largo del año distintos menús que incluyen entre los ingredientes alguna de las variedades de la marca Johnnie Walker para recrear notas similares a las de Blue Label, lo cual hace un perfecto maridaje por armonía al acompañarlos con la bebida.

El día de mi visita, iniciamos el menú de cinco momentos con un salmón semicurado en whisky, con suero costeño y chips de papa nativa, luego continuamos con un quesito sabanero de cabra servido con una mostaza de brevas y whisky; como fuerte nos sirvieron un exquisito y muy tierno lomo de res flambeado en pimienta verde del  Putumayo y whisky. 

 

Con cada uno llegaba también el chef Harry a explicar el plato y a contar alguna historia sobre los ingredientes, mientras el sommelier del restaurante nos preparaba para las sensaciones y aromas al momento de maridar.

El menú finalizó con una tarta de chocolate colombiano, salsa inglesa y helado de caramelo salado ¿adivinen con qué? Por supuesto, whisky.

El plan es permanente, lo único que deben hacer es reservar con anticipación para la hora del almuerzo o la cena.

Restaurante Harry Sasson. Carrera 9 N° 75-70. Teléfono: (1) 347 7155, Bogotá.

*******************************************

Cocina de Autor by Chivas 18, del 9 de mayo al 2 de junio

Otra de las grandes iniciativas de este año va por cuenta de Chivas Regal que hizo alianza con seis reconocidos chefs de Bogotá para lanzar Cocina de Autor by Chivas 18, que irá desde hoy y hasta el 2 de junio.

Bajo la consigna “Porque la complejidad de sabores no debe ser simplificada, sino que debe ser celebrada”, haciendo referencia al whisky, los chefs Daniel Kaplan, de Ugly American; Mathieu Cocuelle, de Marietta; David Orozco, de Salón Oculto; José Chocontá, de Black Bear; Adolfo Cavalie, de Segundo; y Álvaro Clavijo, del restaurante el Chato, diseñaron los platos acorde con sus conceptos gastronómicos.

 

Las 85 notas del Chivas 18 fueron la inspiración para cada menú, que consta de entrada, plato fuerte, postre y un trago de Chivas 18 para lograr el maridaje ideal.

En el caso de Oculto, que ofrece cenas clandestinas, las fechas varían un poco y las veladas tendrán lugar los días 10, 11, 17, 18, 24, 25, 31 de mayo y primero de junio.

Reservas: www.cocinadeautor.co o directamente en cada restaurante.

*****************************************************

Un salón para el whisky

En Apache bar, ubicado en el último piso del hotel Click Clack, se acaba de abrir un espacio especialmente dedicado al whisky.

 

Es el Bulleit Frontier Saloon, con un diseño inspirado en los famosos salones del oeste americano y es, por supuesto, un homenaje a la famosa bebida americana Bulleit Bourbon.

Aquí los visitantes disfrutan de cocteles clásicos con esta bebida, otras creaciones de autor y pueden organizar catas con reserva previa.

Carrera 11 N°, 93-77, piso 10, hotel Click Clack. PBX: 635 1916.

*Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad. El exceso de alcohol es perjudicial para la salud.

Léenos también en el Portafolio: http://blogs.portafolio.co/somosibaritas/ 

 

Síguenos en nuestra fanpage de Facebook: SomoSibaritas

 

De cómo Mark Rausch hizo de un error una estrategia comercial (y les dio fama a los patacones)

Por: Honoria Montes

Con  una Fiesta de Patacones el chef pastelero Mark Rausch, uno de los integrantes de la marca gastronómica de los Hermanos Rausch, dio por finalizado y superado uno de las momentos más difíciles y embarazosos de su vida profesional, que se inició al haber dejado en evidencia, mientras hacía un video en directo, que no sabía hacer patacones.

Para muchos la cuestión no tenía mayor trascendencia. Sin embargo, sus seguidores, colegas, foodies y los cibernautas se indignaron al verlo. Las razones, que pude extraer de los comentarios, se referían al hecho de que un chef nacional no supiera preparar una de las recetas básicas caseras del país, cuando además es coproprietario de un restaurante de comida colombiana.

Food Network bajó rápidamente el video de su plataforma y los cocineros y foodies que alcanzaron a compartirlo lo eliminaron de sus redes sociales. Nadie hablaba del tema en solidaridad con los Rausch, y los medios incluso intentaron explicar que él era un pattisier y no hacía comida de sal. Pero el mal ya estaba hecho, algunos habían grabado el video y este siguió rodando en las redes. El bullying fue terrible.

pataconfinal4.jpg
Mark Rausch pelando plátanos. Fotos: Honoria Montes.

“La verdad es un tema del ego. El ego me engañó. Estábamos haciendo un Facebook Live con el canal Food Network, tenía solo 10 minutos y les dije que en este tiempo no podía montar un postre; me dijeron que preparara algo de cocina. Le pregunté a uno de los cocineros y me respondió “haga un patacón con pulpo que eso es sencillo” y supuse que cómo el patacón es fácil (entre comillas)  y soy muy bueno en mi arte (la pastelería), pues para mí era simple, que lo podía hacer. La verdad es que nunca en mi vida había hecho un patacón”, explica Mark Rausch.

Para un hombre, que según me contaba su mamá Martha Wolman hace unos años en una entrevista para el periódico El Tiempo, empezó a preparar recetas dulces en su casa cuando aún no sabía ni leer (la cocinera leía mientras él mezclaba), fue un duro golpe. A eso se sumó el hecho de que su hermano Jorge se hizo a un lado, y le dijo que si había metido la pata, él debía buscar la solución.

“Cuando me empezaron a dar palo en redes me sentía muy mal, pero en algún momento dije ‘mire, sabe qué, uno en la vida tiene que ser un ‘berraco’ y la mejor forma de sobreponerse a los problemas es afrontándolos y pues lo que tengo que hacer es irme a aprender a hacer patacón’”, dice.

Así decidió viajar a Cartagena a grabar un divertido video con Marina Torres de Urueta, la cocinera ganadora del Festival del Frito, que luego publicó en sus redes sociales y fue replicado por los medios.

“Lo bonito de toda la historia es que la mayoría de los mensajes, creo que en un 98 por ciento, fueron muy positivos cuando publicamos el segundo video. Y aprendí que cuando uno se equivoca debe admitirlo y si lo hace en redes con la gente, tiene que salir en redes a poner la cara. De esto me quedan dos cosas: que cuando uno le pone la cara al problema, se quita un peso gigante de encima y que en la vida no hay nada tan malo que uno no le pueda dar la vuelta”, agrega.

La situación, en lugar de bajar el número de visitas a los restaurantes, tuvo el efecto contrario. “Las personas ante un tipo de problemas como este lo primero que quieren hacer es ir a ver, a mirar. Y en mi caso, una cosa fue el bullying y lo duro que me dieron en redes y otra, el resultado de los restaurantes, la situación atrajo más gente”, reconoce el chef pastelero.

Pero la historia no quedó ahí. Julia Londoño, Gerente de PR, Advocacy, Cultura y Entretenimiento de Diageo, vio el segundo video y en él, la posibilidad de darle visibilidad a una de las marcas de la compañía y al mismo tiempo apoyar el esfuerzo de Mark Rausch.

De inmediato, uno de sus ejecutivos comerciales se comunicó con ellos y ayer lanzaron en alianza con Old Parr, la Fiesta del Patacón, que se llevó a cabo la semana pasada, en la que Mark, en compañía de la experta cocinera tradicional Marina Torres de Urueta, fueron los anfitriones de la actividad.

sdr
La Fiesta de Patacones en el restaurante, que tuvo como anfitriones a Mark Rausch y a la cocinera tradicional de Cartagena, Marina Torres, fue todo un éxito.

Como dicen por ahí “no hay mal que por bien no venga” y definitivamente todo el episodio será un impulso adicional para el reality del canal Food Network donde será protagoniza con su hermano Jorge y se proyecta que esté al aire hacia el mes de abril. “Somos Jorge y yo y es un tema de los dos en la vida cotidiana, de los negocios, de eventos. Nos graban con las familias, es un poco más cercano de lo que hemos sido percibidos en otros programas, resalta la parte sensible y bonita de nosotros”, puntualiza.

Mientras, yo seguiré con la duda de si fue un episodio de la vida real o desde el principio ha sido una de esas nuevas campañas de marketing que crean polémica para luego lanzar el producto o servicio… mejor sigamos comiendo patacones.

Local by Rausch. Calle 90 N°. 11 – 13, hotel EK. Teléfono: 756 1202. http://www.hermanosrausch.com

Léenos también en el Portafolio: http://blogs.portafolio.co/somosibaritas/ 

Síguenos en nuestra fanpage de Facebook: SomoSibaritas

 

 

El restaurante Basilic y su propuesta de comida para socializar

Por: Textos y fotos: Honoria Montes

Anoche, durante el lanzamiento de la nueva carta del restaurante Basilic, ubicado en el Hotel Sofitel Bogotá Victoria Regia, el empresario francés Pierre Lamat, uno de los primeros importadores de vinos de Burdeos (Francia) a Colombia, hablaba de la importancia de la gastronomía de la marca Sofitel en el mundo.

Decía que en sus hoteles los restaurantes no son un apéndice, sino espacios autónomos y con identidad propia, famosos por la calidad de su mesa y sus vinos. Afirmó ver en marcha el inicio de ese concepto en Bogotá, gracias a los cambios propuestos por David Kianni, el nuevo gerente.

En medio de una cuadra llena de restaurantes de moda y otros de larga data y todavía muy vigentes (Calle 85 con carrera 13), Basilic quiere complementar la oferta con una comida fresca, original, que invite a la reunión y a compartir con los amigos.

De su nueva propuesta, que conserva algunas preparaciones lanzadas hace un año con gran éxito, destaco la preocupación por la calidad del producto, por la inclusión del ingrediente local, una presentación impecable y la mezcla de diversos sabores y texturas en un mismo plato.

Carolina López, gerente de alimentos y bebidas del hotel, explica que el objetivo es transformar Basilic en un bistró con recetas inspiradas en las gastronomías de Francia, Estados Unidos, Italia y Colombia.

“Deseamos convertirnos en un bistró donde haya sabores del mundo, regresar al tipo de comida fácil de comer, donde el protagonista sea el alimento, la calidad del mismo y el sabor. Nuestro objetivo es crear un espacio social”, dice.

El menú incluye preparaciones de gran elaboración, así como sabores colombianos y opciones de comida rápida bien original.

Otro detalle especial, y muy importante para quienes buscan siempre comida fresca y orgánica, es su pequeña huerta creada hace poco más de un año en una de las terrazas del hotel. La propuesta vino del chef ejecutivo Nelson Granados que está feliz usando en sus preparaciones los vegetales y hortalizas que pasan directo a su cocina.

Durante la velada, la gerencia aprovechó para anunciar una remodelación en los espacios del restaurante hacia la mitad de este año, con el fin de independizarlo de la zona de bar y crear un lounge, donde se ofrecerá música en vivo y un menú de platos para compartir.

Carrera 13 No. 85 – 80. Teléfono: (1) 622 6395, Bogotá.

*Precios: Sopas y cremas entre $21.000 y $24.000; Ensaladas entre $18.000 y $24.000; entradas entre $18.000 y $30.000; platos fuertes entre $36.000 y $50.000; Postres entre $14.000 y $16.000 pesos colombianos. *Los precios son solo una guía, pueden cambiar en cualquier momento. 

Léenos también en el Portafolio:http://blogs.portafolio.co/somosibaritas/ 

Síguenos en nuestra fanpage de Facebook: SomoSibaritas

 

El Restaurante El Cielo cumple 10 años y se va de viaje por Colombia

Por: Honoria Montes

Juan Manuel Barrientos aún recuerda que la primera aparición de su restaurante en un medio de comunicación fue una caricatura donde pronosticaban que su cuarto de hora en el mercado restaurador colombiano duraría tres meses.

La anécdota la mencionó de forma divertida la semana pasada en su restaurante El Cielo, en Bogotá, durante el lanzamiento de Tour By Nacimiento, una experiencia diseñada en alianza con Agua El Nacimiento, para celebrar sus primeros 10 años en el mercado colombiano.

BR3A0291final
Juan Manuel Barrientos, chef creador del restaurante El Cielo. FOTOS: ARCHIVO PARTICULAR.

Una década a lo largo de la cual ha demostrado que lo suyo no era solo una moda. Su restaurante, con sedes en Medellín, Bogotá y Miami, ha sido galardonado en varias ocasiones como uno de los 50 mejores de América Latina en la lista de San Pellegrino y este año su trabajo de responsabilidad social  fue reconocido por el gobierno nacional con la Orden de la Democracia Simón Bolívar, en el grado Cruz Comendador.

En este tiempo Juan Manuel ha pasado de ser un cocinero mediático a convertirse en un investigador incansable, un  filántropo y un conferencista invitado por gobiernos de otros países e instituciones educativas para hablar de innovación, creatividad, emprendimiento y lo que para él es en este momento su proyecto insignia, la labor de responsabilidad social que desarrolla su fundación con todos los actores y víctimas de la violencia en Colombia.

Chocolaterapiafinal
Chocolaterapia, uno de los momentos más divertidos del menú de El Cielo.

Su restaurante se mantiene además como el único que cuenta con un taller creativo a tiempo completo y ofrece una experiencia multisensorial apoyada en la neurociencia, a partir de técnicas de vanguardia con las que se da un importante valor al ingrediente colombiano, poco apreciado hasta hace algunos años en restaurantes de fine dining.

Precisamente toda esta experiencia, incluidas sus charlas y desayunos de emprendimiento, hacen parte del Tour by Nacimiento, que se llevará a cabo durante un mes e inicia este miércoles en Barranquilla, con el objetivo de que cada ciudad viva una divertida, original y exquisita experiencia gastronómica, tal como se disfruta en sus sedes de Bogotá y Medellín.

La gira, que representa un gran movimiento de personal, menaje y más de 100 ingredientes, funcionará bajo el concepto Pop-up o restaurante itinerante y ofrecerá dos cenas de 13 momentos que incluirán sus platos más exitosos y recordados de estos 10 años, en cada una de las cuatro ciudades, así como conferencias y actividades académicas.

MARIfinal
Árbol de la vida (la primera foto) y Mariposas amarillas, dos de los platos que harán parte del menú de 13 momentos del Tour by Nacimiento.

El tour se inicia en Barranquilla (11 y 12 de octubre), sigue a Bucaramanga (18 y 19 de octubre), luego llegará a Cartagena (26 y 27 de octubre) y finalizará en Cali (1 y 2 de noviembre).

Con el chef viajan su equipo líder de sala y cocina, 1.800 piezas de vajillas Corona, 500 copas de cristal italiano que recorrerán unos 4.300 kilómetros para ofrecer esta experiencia única, que aclara el equipo de comunicaciones del chef, no persigue un fin económico, sino llevar a toda Colombia los sabores de El Cielo.

Valor cenas: $180.000 por persona. Reservas por Whatsapp: (57) 350 532 4747
Reservas charlas, clases grupales, talleres de cocina y conferencias de emprendimiento ‘Del Cero al Cielo’: www.tourjuanma.com

Síguenos también en nuestra fanpage de Facebook: SomoSibaritas

 

Así es un almuerzo en El Cielo

El restaurante El Cielo ofrece dos menús de degustación en los que el producto colombiano y las tradiciones gastronómicas y culturales del país, se unen a las técnicas de vanguardia que identifican a su creador, el chef Juan Manuel Barrientos.

Mayor información y datos de contacto: http://www.elcielorestaurant.com.es

Síguenos también en nuestra fanpage de Facebook: SomoSibaritas

Yanuba o como llegar a los 70 años y seguir lleno

Por Honoria Montes

¿Cómo se mantiene un restaurante durante 70 años? “Con sentido común”, responde de inmediato Fernando Sáenz, gerente general desde hace cuatro años de Yanuba y gestor del cambio que lo mantiene como el lugar de las grandes historias de amor y amistad de tres generaciones de bogotanos, y como un exitoso negocio en el competido mercado capitalino.

IMG_4493a
El pie de limón, uno de los postres clásicos del restaurante. Fotos postres y galletas: Martín García. Producción y styling: Honoria Montes.

Del Yanuba original quedan las recetas, las técnicas de elaboración, sus platos y postres famosos y los recuerdos de las miles de familias que han pasado por sus mesas en estas siete décadas. Sus espacios están renovados, los clásicos manteles de sus mesas y su vajilla metálica desaparecieron para ser reemplazados por una decoración y un menaje modernos, en sus tres locales.

La vieja nevera que señalaba la sección de postres en su sede de la calle 122 es ahora un área completa anexa al restaurante  con un diseño en tonos pasteles, donde se ofrecen sus clásicos como la milhojas de arequipe o guayaba y el pie de limón, así como la nueva carta de postres desarrollada por el chef pastelero francés Lucas Siwinski (que además es un chocolatero espectacular) y la selección de panes diseñadas por el panadero alemán traído por varios meses al restaurante para entrenar al personal en el tema.

empaquefinal3
Los nuevos empaques, lanzados para celebrar sus 70 años destacan la imagen del restaurante.

Hasta los empaques se reinventaron y precisamente para celebrar su cumpleaños número 70, el restaurante lanzó tres nuevos diseños en cajas metálicas con la imagen de la princesa de la cultura indígena Quimbaya que da el nombre al restaurante. Cada uno de ellos lleva escrito en el interior de la tapa una de las tres partes de la historia de amor de Yanuba y en ellos se empacan ocho de sus productos de pastelería y repostería.

Para Fernando Sáenz, además de la reingeniería aplicada en estos últimos dos años y su certificación en la norma de calidad ISO 9001, el éxito radica en el vínculo muy fuerte del negocio con sus clientes.

causafinal
La carta tiene platos de las gastronomías europea, americana, Latinoamericana y colombiana. Foto: Archivo particular.

“Además todos nuestros productos van ‘de la olla al plato’, como preparados en casa, no tienen preservativos ni conservantes, no hay platos congelados. Aquí no hay ni siquiera un microondas.  El plato siempre sabe igual”, explica orgulloso Sáenz, y aclara que todo es a la minuta, tanto las preparaciones del restaurante como las de la pastelería donde aún se trabajan recetas de hace 70 años con ingredientes como mantequilla y crema de leche de verdad, verdad.

No exagera. No hay un momento del día en que sus locales estén vacíos y han logrado su objetivo principal con la modernización: reunir en un mismo espacio desde los adultos mayores que por décadas han sido clientes fieles, hasta los nietos de esos primeros clientes que hoy llegan allí con sus amigos.

chocolatefinal2
Uno de los nuevos postres de chocolate que hace furor en Yanuba.

Aquí el día inicia bien temprano con sus desayunos que van desde los clásicos europeos y americanos, hasta los más tradicionales de la cocina colombiana. Es un sitio perfecto también para disfrutar de unas onces (merienda) clásicas con exclusivos tés y minisandwiches o saborear un tamal con chocolate.

Lo mismo pasa a la hora del almuerzo, cuentan con una selecta carta de platos del mundo y típicos del país. Cuando les pregunten ¿dónde puedo probar comida colombiana? No duden en responder que en Yanuba. Son famosos preparaciones como la lengua en salsa, la sobrebarriga a la plancha, el mondongo andino, el ajiaco santafereño, los fríjoles antioqueños y el encocado de camarones del Pacífico entre otros.

De los postres y panes mejor ni les hablo. Aquí encontré mi paraíso particular y recomiendo a ojo cerrado su pie de limón, su flan de leche, su selección de galletas y cualquiera de sus tortas y ponqués.

sitiofinal
La decoración y el menaje se modernizaron, sin perder su toque vintage. Foto: Archivo particular.

El amor (aunque suene un poco cursi), fue la razón de su creación en 1947 cuando un ciudadano danés llegó a Nueva York en busca de nuevas oportunidades después de la Segunda Guerra Mundial y se encontró allí con una bogotana que lo enamoró y lo convenció de venir a Colombia. Juntos abrieron el salón de té danés que con el tiempo derivó en un restaurante de cocina colombiana y europea y en pastelería. Y, probablemente, sea el amor el que lo mantiene vivo y activo. El amor por hacer las cosas bien y mantener las tradiciones de sus fundadores.

Calle 122 N°. 17ª – 17, teléfono: (1) 612 4311, Santa Bárbara. / Carrera 7 N°. 17 – 01, int.11, edificio Colseguros, teléfono: (1) 282 0612. / Avenida 19 N°. 151 – 45. Tel: (1)274 8597. Menú, domicilios y precios, consultar en su página: http://www.yanuba.com

Sigue nuestro blog también en la fanpage de Facebook : SomoSibaritas

 

Las cadenas gourmet se toman el occidente de Bogotá

Por: Honoria Montes

Siempre se habla de cómo la oferta gastronómica de Bogotá ha crecido en forma sostenida en los últimos años, lo que casi nunca se menciona es que dicha oferta se concentra en determinados puntos de la ciudad, casi toda en el norte, mientras que en otros apenas tienen presencia solo unas pocas de las cadenas de comida gourmet más populares.

Hasta hace poco los residentes de los barrios del noroccidente y occidente de Bogotá, por ejemplo, tenían que irse al menos hasta los centros comerciales Gran Estación o Hayuelos, si querían disfrutar de su servicio o, en su defecto, llegar hasta la zona G, la zona T o el parque de la 93 para lograrlo. Desde hace pocos meses este panorama está cambiando.

memoria
Delizia cuenta con restaurantes como Fish Place, que además de su carta de comida de bar ofrece una barra de sushi con platos como el de la foto.              Fotos Honoria Montes y Archivo particular.

Hoy los habitantes de Techo Bavaria, Castilla, Villa Alsacia, Ciudad Alsacia, Marsella e incluso Fontibón, Modelia y Ciudad Salitre, entre otros, solo tienen que llegar hasta la zona Industrial de Puente Aranda para disfrutar del servicio y sabor de reconocidas marcas de restaurantes en el paseo de comidas Delizia, que ocupa todo el cuarto piso del nuevo centro comercial Plaza Central.

Aquí pueden escoger entre 28 marcas, algunas de las cuales, como La Bifería, ingresan por primera vez en centros comerciales como restaurantes a mantel, con espacios independientes, en un piso dedicado exclusivamente a la gastronomía; ya que en su tercer piso, el centro comercial cuenta con una plazoleta de comidas tradicional.

Wok, Archie’s, Teriyaki, Sushi Rail, Buffalo Wings, Fish Place, la franquicia estadounidense de hamburguesas Fuddruckers, Don Benítez Mexican Grill (de los mismos creadores de los restaurantes La Vecindad y que se ha convertido en el sitio favorito para celebrar cumpleaños), son solo algunos de ellos, que además han hecho grandes inversiones en sus exclusivos diseños.

Tres bares de cervezas o pubs y algunas otras marcas con locales flotantes complementan la oferta de Delizia.

Jaime Vidal, gerente de Plaza Central, asegura que son pioneros en su concepto y tiene razón. Hasta ahora solo unos pocos centros comerciales tenían restaurantes independientes dentro de sus instalaciones, es decir fuera de la zona común de las tradicionales plazoletas de comida.

“El concepto que ustedes ven aquí en el cuarto piso no existe en ningún lado, hay otros formatos parecidos como el restaurante a mantel en el último piso del centro comercial, pero de este tamaño y con esta variedad no existe en ningún lado. Esta es nuestra ‘niña bonita’, le estamos haciendo mucha fuerza. Sin duda alguna ha sido un éxito, a marcas que nunca habían estado en un centro comercial, como La Bifería (que es una apuesta atrevida), les está yendo muy bien y es uno de nuestros grandes diferenciadores”, agrega Vidal.

señor
La Bifería diseñó por primera vez un formato para hacer presencia en centros comerciales.

Es tan importante que fue una de las razones porque la que los socios del lugar les dieron tanta prioridad a los parqueaderos. Son cuatro torres que tienen salida a cada uno de los pisos del centro comercial; de esa manera, los visitantes pueden parquear directamente en el último piso, si su único interés es ir a comer.

“Esta es una apuesta interesante desde el punto de vista de zona, que no se ha caracterizado por ser de entretenimiento, y consideramos que este es la punta de lanza para convertirla en un sector diferente. Con el tiempo se va a reconvertir, de hecho ya hay en marcha proyectos de vivienda cercanos”, puntualiza el gerente. Actualmente, Plaza Central recibe alrededor de 300.000 visitantes en una semana típica.

memoria
Fussruckers, uno de los negocios de hamburguesas más antiguos de los Estados Unidos también este presente en este paseo de comidas.

Además de la torre de parqueaderos para unos 2.600 vehículos cuenta con una generosa oferta de entretenimiento familiar e infantil como pista de hielo permanente, parque de diversiones de dos pisos, ocho salas de Cine Colombia, Mundo Prehistórico, Gamer’s Paradise y Snow Magic, que sin duda lo convertirán en el preferido de los habitantes de sus zonas de influencia.

A continuación les dejo el listado de restaurantes y pubs, adicionales a ellos hay una serie de cafés, locales de helados y postres en el mismo piso.

RESTAURANTES
Archie’s
Buffalo Wings
Burger King
Crepes & Waffles
Don Benítez Mexican Grill
El Corral Gourmet
Fish Place Pescadería Restaurante
Fuddruckers
Galeone Gourmet
Jeno´s Pizza
La Bifería
Los Pollitos
Mis Carnes Parrilla
Sopas de Mamá y Postres de la Abuela
Sushi Rail
Teriyaki
Wok

PUBS
Beer Station
Joshua Café Pub Restaurante
Pub Beer

CAFÉS Y POSTRES
Frutoss exóticos
Gorila
Goyurt
Gusticos
Gusticos Postres
Icegurt
Juan Valdez Café
Latte que latte
Orso
Tres Montes la Mata del Café
Yogen Früz

Centro Comercial Plaza Central. Carrera 62 con calle 13, esquina.
www. ccplazacentral.com.co